Café Hoppe, desayuno en Amsterdam en uno de sus típicos bares

| 18 Enero, 2011 | 0 Comments

Cuando se visita una ciudad del extranjero nuestro deseo sería que todo fuese “auténtico” y supongo que el sentido que se le suele dar a esa palabra es que todo lo que viésemos estuviese unido a la tradición cultural y estética de ese país. Llegar a Amsterdam y entrar en un café que es parecido al que sueles ir en Madrid, Barcelona o Sevilla, puede ser una decepción porque lo mismo piensas que para eso te podrías haber quedado en casa, aunque claro, Amsterdam tiene mucho más que ofrecer que cafés y que seguro que no vas a encontrar en tu ciudad. Si además quien te sirve el café ni siquiera es holandés u holandesa poco más se puede decir.

Café Hoppe en Amsterdam.

Probablemente esta búsqueda de lo auténtico no tenga demasiado sentido hoy día pero parece ser que es algo muy frecuente pues ya he escuchado a varias personas quejarse de que en bares, restaurantes u hoteles les atendían personas de que al igual que ellos eran extranjeros. Concretando, quien visita Amsterdam lo que espera es ser atendido por una guapa holandesa con el traje típico y un queso de bola debajo del brazo, lo mismo que quien visita España espera encontrar a las puertas del hotel a un torero para recibirle.
La mezcla de nacionalidades ya es una realidad inevitable, y por lo tanto algo a lo que hay que acostumbrarse, sin embargo el horror de la modernidad homogeneizadora que conduce en ocasiones a no saber en qué ciudad te encuentras, porque todas son iguales, si que puede evitarse.
En Amsterdam todavía hay bares que conservan su indentidad y su tradición estética, y ese es el caso del Café Hoppe. Este establecimiento se encuentra en la calle Spui 18-20, en el centro de Amsterdam, cerca de Bloemenmarkt, así que si está pensando comprar algunas plantas, o flores, en este mercado puede ser una buena idea iniciar el día con un desayuno en el Café Hoppe, y mientras come se dará cuenta de que el local conserva toda la madera que otros sitios han cambiado por plástico o metal.
En Hoppe podrá desayunar, tomar un sandwiche o almorzar. Ciertamente lo mismo que en muchos otros lugares que tampoco están mal, por ejemplo ya recomendamos en otra ocasión Bagels & Beans que son cafés mucho más modernos con buen café y desayuno, y con varios locales por todo Amsterdam.
En mi opinión nunca hay que recorrer kilómetros buscando bares o restaurantes. Siempre que lo he hecho he terminado decepcionado y comiendo peor que en otros locales más cercanos. Con más razón no tiene sentido hacer grandes desplazamientos cuando tal vez se visita Amsterdam durante pocos días. Ahora bien, si se encuentra en la zona de Bloemenmarkt, el Museo Bijbels, el Museo Histórico de Amsterdam, o la iglesia De Krijtberg, no hay razón para andar unos metros y conocer este bar café.

Más artículos de Amsterdam que pueden ser de su interés:

Category: Restaurantes y bares

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.