Van Gogh Museum de Amsterdam

| 24 mayo, 2007 | 0 Comments

La visita a este museo es obligada, incluso si a usted Van Gogh no le gusta en exceso, puesto que es una de las figuras más destacadas unidas a Amsterdam y a Holanda.
Es probable, sin embargo, que si se sienta atraido por la obra de Van Gogh y que incluso uno de los motivos de su visita a Amsterdam sea este museo y por lo tanto la posibilidad de ver los cuadros que en tantas ocasiones vio en libros del artista.
Museo de Van Gogh

Ante todo la recomendación que podemos hacerle es que tenga en cuenta que no sólo usted, en Amsterdam, tendrá planeada la visita al museo. Son cientos de personas las que se acercan a diario para poder ver las salas donde se expone la obra de Van Gogh, así que si se le ocurre ir a media mañana o poco después del almuerzo lo más probable es que se encuentre con unas colas interminables.
Le recomendamos, atendiendo al horario del museo, que intente ir a primera hora, es decir, antes de las diez de la mañana o bien si sólo quiere hacer una visita breve puede elegir la última hora de la tarde. Recuerde que el museo abre desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde.
¿Cómo llegar al museo de Van Gogh?
Bien sencillo, con un plano de Amsterdam en las manos localice el parque Vondelpark, muy cerca de allí, un poco a la derecha en su plano verá la que se llama zona de los museos. El museo de Van Gogh se encuentra en la calle Paulus Potterstraat 7,  muy cercano a otros dos grandes museos, Stedelijk Museum y Rijksmuseum.
En contraste con esos otros dos museos lo que va a encontrar usted en el Van Gogh Museum es una simplicidad de formas que le sorprenderá. Ahora bien, puesto que la obra de Van Gogh es lo que uno va a ver allí también se agradece que se hayan eliminado todo tipo de distracciones añadidas.
El museo y la disposición de las obras de Van Gogh
Aunque el museo está dedicado a Van Gogh no piense que allí únicamente verá obras del artista, así que no considere como un sacrilegio que en el museo que lleva su nombre aparezcan obras de otros contemporaneos.
La división del museo se corresponde con sus tres plantas.
En la primer planta se muestran obras que pudieron servir de inspiración a Van Gogh, más bien lo que intenta hacerse es situarlo en una época y por esto mismo los cuadros del artista que son los de sus primeros años son los que más demuestran esta influencia.
En la segunda planta por fin los únicos cuadros que encontrará, ya sean óleos o dibujos, son de Van Gogh y se corresponden con su más destacada obra.
En la tercera planta de nuevo volverá a ver cuadros de Van Gogh en los que se puede encontrar fácilmente influencias, por ejemplo del arte japonés o de otros artistas impresionistas de su época.
Si quiere más información visite la web del museo de Van Gogh.
Recomendaciones especiales en su visita al museo de Van Gogh
La primera es que ya se puede olvidar de realizar mil fotos en el museo puesto que está prohibido. Imagine lo que podría suponer tener que soportar a grupos de visitantes haciéndose fotos delante de todos los cuadros.
Si quiere fotografías de las obras de Van Gogh le mencionamos que a su disposición tiene una pequeña librería donde podrá encontrar un buen número de libros muy variados sobre la obra y vida de este artista.
Si lo desea aquí puede comprar tickets para su entrada al museo:
https://tickets.vangoghmuseum.nl/selectperiod.asp?language=1
Y si está buscando recuerdos como reproducciones de las obras de Van Gogh, cuadernos de notas con fotos de sus cuadros, relojes con alguna de sus obras, etc, puede visita la tienda online:
http://www.vangoghmuseumshop.com/Default.htm
Anímese y si visita Amsterdam no deje de ver el museo de Van Gogh.

Category: Museos de Amsterdam

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.